Categoría: Antisemitismo

Fuente: Agencia Judía de Noticias, AJN     (5-11-10)

/fotos/20090826/subnotas/na12fo01.jpgSergio Burstein, miembro de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, presentó hoy en la DAIA una denuncia por amenazas y también acusó a determinados portales de Internet de antisemitismo por cuestionar su condición de judío.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Burstein explicó que la denuncia presentada hoy en la DAIA tiene que ver con la causa que investiga el juez federal Rodolfo Canicoba Corral vinculada con la presencia de dos desconocidos merodeando la semana pasada, en varias ocasiones y en situación sospechosa, un local que él alquilaba en la calle Libertad.

En principio, el familiar se presentó con la denuncia en el juzgado de Norberto Oyarbide, pero luego el caso fue a sorteo y recayó en el juzgado de Canicoba Corral y coincidentemente en la fiscalía de Jorge Di Lello, que también interviene en la causa por las escuchas telefónicas a Burstein.

El familiar explicó que luego de hacer la denuncia, su hermano le contó que había recibido días antes un mensaje por el portero eléctrico de su casa en el que le advertían: “Decile a Sergio que se deje de joder”.

“Saben quien es mi hermano y hace poco tiempo atrás llamaron a esa misma casa preguntando por mi hija, que jamás había dado ese teléfono y que se encontraba ahí en una cuestión circunstancial. Sin duda que eran avisos para decirnos, sabemos donde estás”, afirmó el familiar.

Tras ratificar y ampliar hoy su denuncia ante Canicoba Corral, Burstein se presentó en la DAIA para dejar constancia del caso, pero también para alertar sobre la existencia de mensajes antisemitas en determinados portales de Internet que lo cuestionaron por su condición de judío.

“Después de hacer la denuncia comento con gente amiga de que estoy podrido de estar solo y fui a la DAIA, donde no solamente me atendieron muy bien sino que además se preocuparon y se ocuparon”, resaltó el familiar.

Burstein consideró que esta actitud asumida por la representación política de la comunidad judía argentina “echa por tierra algunos comentarios nefastos” que aseguraban que estaba solo en su reclamo.

“Vamos a ver que es lo que puede hacer la DAIA con este tema, pero en principio están preocupados por un miembro de la comunidad”, indicó.

Burstein, quien admitió haber sido crítico en su momento de la dirigencia comunitaria, aclaró que por haber sido recibido por la DAIA no dejara de ser quien es.

“Estoy preocupado no solo por mi integridad sino también por la de mi familia.

Esto es muy delicado no es un hecho común por todo el contexto que me rodea”, expresó.

Asimismo, Burstein reconoció haberse “equivocado” al no recurrir antes a la dirigencia comunitaria.

“La DAIA me transmitió la plena certeza y la tranquilidad de que se preocupan por esta situación y por eso sé que se van a ocupar. Deje la copia de la denuncia en la DAIA, que estimo tomará las medidas que corresponden”, agregó.

Consultado sobre las razones por la que la DAIA no intervino antes en su caso, Burstein afirmó que en parte se debió a que él no se presentó antes en la institución.

“La DAIA estaba informada y hemos tenido reuniones. Los familiares nos presentamos en determinadas circunstancias y fuimos recibido y bien tratados”, agregó.

Consultado sobre si estas amenazas están vinculadas con el escándalo de las escuchas telefónicas que involucran al ex comisario Jorge “Fino” Palacios y Ciro James, Burstein no lo desestimó.

“No tengo ninguna duda, estoy ciento por ciento convencido de que tienen que ver con las escuchas. Durante 15 años nunca se ocuparon de saber quién era Sergio Burstein, pero hoy, casualmente a partir del tema de las escuchas, soy la peor persona del mundo”, señaló.

El familiar reveló que hay sitios en Internet que lo atacan por su condición de judío.

“Son portales donde se me ataca por mi condición de judío, es una típica, una  constante, y eso lo acabo de denunciar. Sin duda me he visto agredido en mi condición de judío y no entiendo cómo no se cuida eso”, se quejó.

Burstein realizó esta denuncia luego de haberse presentado en la comisión investigadora de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, donde se trata de determinar la responsabilidad del Gobierno porteño en este escándalo de las escuchas ilegales.