Categoría: Nacionales

Fuente: facebook.com/david.iud   (29-2018)

Resultado de imagen para macri y antonia en la pizzeríaAcabo de ver el "spot del Presidente, con su hijita Antonia y los pizzeros de Escobar... El rol de los pizzeros Federico Nicotra y Verónica Krieger es explícito. Actúan de propagandistas del Gobierno de Macri. Repiten un libreto aprendido. No pueden después de exponerse políticamente de esa forma, agraviarse de que la gente indignada contra Macri y su Gobierno los ataque acremente.

Mas grave aún es la reacción del Presidente frente a los ataques recibidos por la pareja.

Utilizó las palabras "envilecidos" y "veneno social" relacionadas con el concepto humanidad.

Esas palabras, también fueron relacionadas entre sí en un párrafo por Adolf Hitler, en su libro "Mi Lucha", y hubo quien rápidamente las encontró...

Leí el texto de Hitler en alemán, e hice mi propia traducción.

El sentido que le da Hitler a su discurso es que Marx habría encontrado, apelando a un sector socialmente "envenenado" y envilecido de la sociedad, la forma de "destruir la vida independiente de las naciones soberanas". Hitler se refiere al economista como "el judío Marx" y agrega que todo eso, Marx lo hacía "en beneficio de su raza"

Si se lee el texto de Hitler en su conjunto, no hay un sentido específico igual al de Macri, ya que no solo no existe en el discurso de Macri un tono antismita, sino que, mas aún, él proclama, busca y milita su alianza con sectores notorios de la comunidad judía y con el Estado de Israel mismo.

Sin embargo, desde una perspectiva mas general, hay una cierta congruencia entre la fraseología de Macri y el discurso de Hitler, y tal congruencia -que no es lo mismo que identidad, ni siquiera similitud-, es que tanto Hitler como Macri piensan que existe en la sociedad una minoría envilecida, que constituye un "veneno social" y que busca la destrucción de la sociedad.

Y esta congruencia es lo grave, porque denota una similitud en la construcción del discurso, una coincidencia en instalar en el público una visión disociante, la separación de la sociedad en dos grupos, identificando a uno de ellos como el causante de todos los males y pavimentando así el camino que lleva necesariamente a la conclusión de que hay que eliminar a ese grupo.

En Hitler, esa eliminación fue concretada en la decisión de utilizar las cámaras de gas, la tristemente conocida "solución final" decidida en la Conferencia de Wansee en Enero de 1942.
En Macri, por ahora, la interpelación a la sociedad llega a la propuesta de "aislar" a ese supuesto grupo de "personajes envilecidos"

Y no conmueve este razonamiento el hecho de su alianza con sectores de la comunidad judía expresados por la DAIA y la AMIA, ni tampoco, su explícita alianza con el Estado de Israel, porque también el Estado de Israel expresa congruencia con el razonamiento hitleriano en Mein Kampf (Mi lucha)

Me refiero a que el Estado de Israel, internamente, ha tenido mucho éxito en instalar en la sociedad israelí una visión racista del problema Palestino, constituyendo a los Palestinos en sujetos sin derechos, potenciales responsables de todos los males, a los cuales es necesario aislar y eventualmente erradicar.

Aislarlos, la existencia de los muros, me exime de toda ulterior explicación. "Erradicarlos" es mas complejo de demostrar, pero si se estudia un poco el problema Palestino, se verá rápidamente que la política israelí tiende a fomentar la emigración, la diáspora de los Palestinos por la vía de tornarles imposible la vida, reprimir ferozmente todo intento de resistencia, y como "ultima ratio" quitar la vida a los que de manera mas arriesgada desafíen la política represiva del Estado de Israel.

Por eso, su alianza con Israel no conmueve en nada, el análisis que estamos haciendo, y por eso también, no conmueve la condena que merecen las autoridades de AMIA y DAIA por su conducta, ya que ellos, esas dos cúpulas irrepresentativas de la comunidad judía argentina, no son otra cosa que correas de transmisión de la política del Estado de Israel para la comunidad argentina. Son lo mismo, en cuanto a racistas, discriminadores y apologistas de la política racista del Estado de Israel.

En suma, los "tweets" del Presidente, desnudan algo gravísimo: la congruencia entre su pensamiento, y la construcción ideólogica de Clarín y La Nación, con el pensamiento de Hitler y la construcción ideológica a traves de los medios alemanes de la época que comandaba Goebbels...

Nota relacionada: Macri apuesta al odio para lograr la unidad

¿Quién es el pizzero Federico Nicotra?

La imagen puede contener: 2 personas, texto

 

El tweet de Gregorio Dalbon

La imagen puede contener: una o varias personas