Categoría: Nacionales

AFIP exceptuada

FUENTE: Crítica de los Argentinos  (29-07-09)

A pesar de que hace unos meses el ex jefe de Gabinete Sergio Massa había estipulado lo contrario, ayer la Casa Rosada devolvió a la Secretaría de Medios el manejo de la multimillonaria pauta publicitaria que reparten cada año los distintos organismos de la administración.

El único ente que seguirá teniendo autonomía para pautar es la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La decisión fue tomada a través del decreto presidencial 948/2009, publicado ayer en el Boletín Oficial.Esos fondos publicitarios, que el Gobierno reparte a discreción, sin seguir ninguna regulación al respecto, vuelven también a ser distribuidos a través de la agencia oficial, Télam, que funciona como agencia de publicidad estatal y que se queda con el 18,5% de comisión.

 

Entre otros organismos que ya no podrán repartir publicidad por su cuenta, están el Banco Nación, la ANSES y la Lotería Nacional. La explicación oficial es que las campañas mediáticas del Gobierno deben centralizarse para ser más efectivas, pero la explicación política, realizada de manera informal por los funcionarios de la Casa Rosada, es otra.

A pesar de que a simple vista el principal beneficiado con la medida es el secretario de Medios, Enrique Albistur, en el Gobierno se difundió la versión de que esta decisión fue tomada por su subsecretario, Alfredo Scocimarro, vocero del ex presidente Néstor Kirchner, quien se transformó en el nuevo ideólogo de la comunicación oficial.

 Según un informe de la Asociación por los Derechos Civiles ADC), el Gobierno en 2008 gastó 396.307.367 millones de pesos en publicidad, un 23 por ciento más de lo que se invirtió en 2007. Un clásico, los medios que más incrementaron la publicidad gubernamental son aquellos que mantienen una línea editorial favorable a la Casa Rosada.