Categoría: Israel

Fuente: Al-Monitor    (7-02-2019)

Resultado de imagen para IDF rabbis find easy road to politicsUn general retirado bien familiarizado con el teniente general Aviv Kochavi elogió su reciente nombramiento como jefe de Estado Mayor de las FDI. "Lo único que me preocupa es que Aviv Kochavi aspira a convertirse en primer ministro", dijo a Al-Monitor bajo condición de anonimato. Explicó que si este es el caso, Kochavi podría estar tentado de intentar complacer a la multitud de una manera que afectará sus decisiones como jefe de de las FDI.

Tal cosa ha sucedido antes. Desde la fundación del estado en 1948, casi cada segundo jefe de las FDI se ha metido en la política después de dejar su uniforme. El presidente de la nueva formación política Partido de la Resilencia de Israel, el Teniente General (ret.) Benny Gantz, es el número 11 en la lista. Pero la experiencia ha demostrado que una carrera militar exitosa no siempre se traduce en una exitosa carrera política, como en el caso del primer mandato como primer ministro del Teniente General (Ret.) Itzjak Rabin y el del Teniente General (Res.) Ehud Barak. De cualquier manera, la militarización de la política es un triste muestrario sobre la sociedad israelí. Una preocupación aún mayor es la politización de los militares, especialmente cuando está corrompida por el clericalismo nacionalista en los mandos  más altos. Desde allí, también, es un corto camino a los niveles políticos más altos.

El rabinato de las FDI ha servido durante mucho tiempo como punto de partida para el principal rabinato del país y el liderazgo de las yeshivas. La elección del 3 de febrero del ex rabino jefe de las FDI, Brig. General (ret.) Rafi Peretz, como jefe de HaBayit HaYehudi (1), demuestra que la derecha política religiosa ha descubierto el potencial político que se encuentra en la combinación de un alto rango militar y una alta autoridad rabínica. Sin embargo, esta moneda tiene otra cara. El ejército se ha convertido en el campo de juego de todo un sector político que considera que la ley religiosa compite con las leyes del estado y, a menudo, las reemplaza. Los rabinos militares se han convertido en autoridades halájicas (ley judía), emitiendo fallos cada vez que consideran que las decisiones del gobierno y las órdenes de los comandantes no están en sintonía con los mandatos divinos.

El primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, estableció la unidad de rabinato militar para lidiar con la implementación de la ley dietética judía (Kashrut) y la adhesión al Shabbat (sábado), para proporcionar servicios religiosos a los soldados temerosos de Dios y liberar a las viudas de los soldados muertos de su votos matrimoniales El rabinato se inspiró en la capellanía militar de los EE. UU., que atiende las necesidades de los soldados de diferentes religiones y les ayuda a llevar a cabo sus rituales y costumbres. Ben-Gurion no tenía idea de que el rabinato militar se saliera de control, como ha ocurrido con la creciente exención de los estudiantes de la yeshiva del servicio militar obligatorio.

El primer rabino militar, Shlomo Goren, fue el primero, pero difícilmente el último, en convertir las batallas militares de Israel en "guerras santas" dictadas por la ley judía religiosa que no requieren permiso del Sanedrín, los tribunales rabínicos que dominaron la Tierra de Israel hasta el siglo V. En junio de 1967, varios días después de que las FDI conquistaran Jerusalén Oriental de Jordania en la llamada Guerra de los Seis Días, Goren fue en secreto a la Cúpula de la Roca, uno de los lugares más sagrados del Islam adyacente al Muro Occidental santificado por el judaísmo, con una mano sosteniendo una Torá y en la otra un shofar. Se enfrentó en repetidas ocasiones con el ministro de Defensa, Moshe Dayan, quien intentó evitar las guerras religiosas y decidió dejar el complejo de la Cúpula de la Roca en manos del musulmán Waqf para administrarla bajo los jordanos. No mucho después, el rango del general catapultó a Goren al cargo de rabino jefe de Israel.

Armado con su prestigio militar-rabínico, Goren dictaminó en 1993 que un soldado puede desobedecer una orden "secular" si contradice las leyes de la Torá. Dictaminó que los soldados no deben obedecer una orden de evacuar asentamientos judíos, tal como se contemplaba en el Acuerdo de Oslo israelí-palestino firmado ese año, ya que contradice el edicto de que los judíos deben asentarse en la Tierra de Israel, que es de una jerarquía más alta que todos los demás mandamientos bíblicos. Consideraba ilegal el acuerdo de Oslo porque el gobierno confiaba en los votos necesarios de los partidos árabes en la Knesset.

El ex rabino jefe de las FDI Brig. General Avichai Rontzki se jactó de que durante la Operación Plomo Fundido, los rabinos de las FDI eran parte integral de las unidades de combate. Dijo que proporcionaron a las tropas una "fortaleza mental" y contribuyeron a profundizar la conciencia judía. La revista semanal "Bamahaneh" de las FDI informó que un minuto antes de que las tropas israelíes ingresaran a la Franja de Gaza, una unidad de la Brigada Givati se reunió alrededor de su rabino, quien caminaba entre los soldados sosteniendo una Torá y tocándose la cabeza en señal de bendición. El difunto Rontzki, que residía en el asentamiento de Itamar en Cisjordania, permitió a los rabinos de los sectores más extremistas de la derecha radical a circular por diferentes unidades del ejército para "fortalecer" a los soldados en su fe.

En un informe el organismo de control del gobierno de 2011, el contralor del estado, señaló que el jefe del ejército, Gabi Ashkenazi, decidió que las publicaciones de naturaleza política firmadas por el rabinato de las FDI violan el status quo y son perjudiciales para las FDI. El jefe de la Dirección de Recursos Humanos de las FDI señaló que algunos de los mensajes emitidos por los rabinos de las FDI durante la operación Plomo Fundido eran inapropiados, contradecían las órdenes, estaban políticamente contaminados y juzgaban las opiniones y creencias de los soldados. En respuesta, Rontzki dijo: "Una conexión con los tiempos bíblicos y con la historia de nuestra nación, que tiene sus raíces en los días del patriarca Abraham, los convertiría en mejores soldados". En 2013, Rontzki compitió en las primarias de HaBayit HaYehudi, por un lugar en las listas para la Knesset obteniendo el  lugar 13°.

El sucesor de Rontzki, Peretz, emitió una orden en 2010 titulada "Principios para realizar actividades de concientización judía en las FDI". La orden exigía que las unidades de las FDI realizaran actividades mensuales para aumentar la conciencia sobre el judaísmo. En una carta que envió al entonces Jefe de Estado Mayor Adjunto, Gantz, el jefe de educación militar advirtió que la orden podría llegar a avanzar en contra de otros sujetos, entre ellos la democracia israelí y el espíritu de las FDI.

Los rabinos de las FDI estuvieron muy involucrados en la próxima guerra con Gaza, la Operación Borde Protector en 2014. En una carta a sus subordinados mientras se preparaban para ir a la batalla, el comandante de la Brigada de Givati, Coronel Ofer Winter, escribió: "Levanto mis ojos al cielo y recito contigo: 'Escucha, oh Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor es uno '”. Continuó pidiendo la intervención divina para “hacer que nuestro camino sea exitoso mientras avanzamos y luchamos por el bien de tu pueblo de Israel contra un enemigo que maldice tu nombre”. Posteriormente, en el siguiente invierno fue promovido a general de brigada y designado como el adjunto militar del ministro de defensa.

Los clérigos que usan el fez, quienes introducen a Alá y las leyes del Islam en el ejército y la política, son considerados jihadistas. En Israel, los hombres que visten kipá que promueven a Dios y la ley judía de la misma manera son considerados como emisarios que realizan deberes sagrados y, por lo tanto, gozan de protección divina.

Theodor Herzl, visionario del sionismo, escribió en su libro "El Estado judío", "El ejército y el sacerdocio recibirán honores como merecen sus valiosas funciones. Pero no deben interferir en la administración del estado, que les confiere distinción, De lo contrario, levantarán dificultades dentro y fuera".

(1) Esta elección fue consecuencia de la escisión del partido. Su principal referente el ministro de educación Naftali Bennett y la ministro de Justica Ayelet Shaked junto otros dirigentes, se retiraron para formar un nuevo partido HaYemin HaJadash (La Nueva Derecha) [Nota del traductor]


*Akiva Eldar es columnista de la sección Israel Pulse de Al-Monitor. Anteriormente fue columnista principal y escritor editorial de Haaretz y también se desempeñó como jefe de la oficina y corresponsal diplomático del diario hebreo en Estados Unidos. Su libro más reciente (con Idith Zertal), Señores de la Tierra, sobre los asentamientos judíos, estuvo en la lista de libros más vendidos en Israel y se ha traducido al inglés, francés, alemán y árabe.

Traducción: Dardo Esterovich