Categoría: Israel

Fuente: +972 Magazine    (4-12-2018)

Tens of thousands take part takes part in a mass rally against government inaction toward gender violence, Rabin Square, Tel Aviv, December 4, 2018. (Oren Ziv/Activestills.org)Decenas de miles de mujeres en Israel participaron en una huelga general en todo el país el martes, declarando un "estado de emergencia" para protestar por la inacción del gobierno hacia la violencia contra las mujeres.

La huelga, que incluyó manifestaciones, acciones directas y vigilias por las mujeres asesinadas, tuvo lugar en ciudades como Tel Aviv, Jerusalén y Haifa, en universidades de todo Israel, así como en ciudades y aldeas palestinas. Los eventos del día culminaron en una manifestación masiva en la Plaza Rabin de Tel Aviv.

Las acciones del día fueron organizadas por la Red Flag Coalition, formada por 50 organizaciones feministas. La huelga obtuvo el apoyo de cientos de organizaciones e instituciones, incluidos municipios, sindicatos y corporaciones.

Los huelguistas exigen la transferencia del presupuesto de NIS 250 millones prometido hace un año y medio para un plan de emergencia para prevenir la violencia contra las mujeres; un programa de rehabilitación pública para víctimas de violencia doméstica y para hombres en el ciclo de abuso; programas educativos que comienzan en preescolar; y un cambio integral en la política de la policía con respecto al modo en que la Policía de Israel aborda la violencia doméstica.

La huelga se produce una semana después de los asesinatos de Yara Ayoub, de 16 años, de la aldea de Jish, y Silvana Tsegai, de 13 años, del sur de Tel Aviv. Desde principios de 2018, un total de 24 mujeres y niñas han sido asesinadas. Muchos habían informado a la policía antes de su muerte que estaban preocupados por su seguridad. Un promedio de 20 mujeres son asesinadas en Israel cada año debido a abuso doméstico. Las víctimas son principalmente mujeres y niñas de comunidades marginadas en Israel.

"Estamos en huelga porque los encargados de tomar decisiones deben darse cuenta de que se requieren acciones, no palabras vacías", escribieron los líderes de la campaña en una declaración previa a la huelga del martes.

Sobre la base de un estudio de la Knesset de 2017 que se basó en datos de la última década, el 35 por ciento de las víctimas había presentado una queja ante la policía antes de su asesinato, y en un tercio de los casos, el autor es un familiar de la víctima.

La miembro de la Knesset Aida Touma-Sleiman, de la Lista Conjunta ,quien encabeza el Comité de la Knesset sobre la Condición de la Mujer y la Igualdad de Género, calificó el martes como un "día histórico" en el que las mujeres "salen a la calle para exigir lo obvio: el derecho elemental a la vida y la seguridad. No permitiremos que este gobierno continúe abandonándonos”.

“Estamos tratando con un gobierno que tiene un problema de violencia de género. "No solo oprime a 5 millones de palestinos en los territorios ocupados, sino que oprime de manera violenta y sistemática a mujeres judías y árabes [a ambos lados de la Línea Verde]", dijo la escritora de nuestro portal +972 Samah Salaime, que se ha estado movilizando por años contra la violencia de género en la sociedad palestina de Israel.

Si bien gran parte de la protesta del martes se centró en la violencia contra las mujeres dentro de Israel, las activistas y líderes palestinas también enfatizaron el papel del gobierno militar israelí en los territorios ocupados como la principal fuente de violencia que enfrentan las mujeres palestinas.

Khalida Jarrar, una miembro del parlamento palestino que actualmente se encuentra con detención administrativa, publicó una declaración de apoyo tras las rejas: "Nosotras, mujeres palestinas en las cárceles de la ocupación, que nos vemos como una parte inseparable del movimiento feminista nacional y mundial, enviamos nuestro apoyo a las mujeres que protestan dondequiera que estén. Esperamos que la lucha por el fin de todas las formas de discriminación, violencia y explotación continúe. Creemos que es imposible separar una lucha nacional contra la ocupación de nuestra lucha social".

Traducción: Dardo Esterovich