Categoría: Israel

Fuente:  Haaretz/Semana.co.il
{mosimage}El primer ministro palestino Salam Fayyad aseguró que "se ha tomado la iniciativa para acelerar el fin de la ocupación, trabajando muy duro para construir hechos positivos sobre el terreno, de acuerdo con la idea de que nuestro país emerja como un hecho que no pueda ser ignorado".

La Autoridad Palestina tiene la intención de establecer un estado de facto dentro de dos años a pesar de que las conversaciones de paz estén en picada. Así lo afirmó el primer ministro palestino Salam Fayyad el martes.

"Hemos decidido tomar la iniciativa para acelerar el fin de la ocupación, trabajando muy duro para construir hechos positivos sobre el terreno, de acuerdo con la idea de que nuestro estado emerge como un hecho que no puede ser ignorado", manifestó Fayyad al diario Times de Londres. "Este es nuestro programa, y queremos continuar obstinadamente".

Según Fayyad, la idea sería la de "poner fin a la ocupación, a pesar de la ocupación".
El estado de hecho debería incluir fuerzas de seguridad, servicios públicos y una economía próspera de acuerdo a la idea de Fayyad. “Serviría de impulso a Israel para moverse hacia sus propios compromisos”, dijo.

Fayyad dio a conocer su plan para la construcción de las instituciones y la infraestructura del Estado de Palestina que dijo que sería viable en los próximos dos años.

Más como una lista de deseos que una nómina de proyectos, el plan de la página 65 exige un nuevo aeropuerto internacional en el Valle del Jordán y nuevos enlaces ferroviarios a los estados vecinos, y propone un régimen fiscal generoso para los inversores extranjeros.

La Autoridad Palestina que Fayyad encabeza depende de la asistencia externa para la mayoría de su presupuesto.

El plan es corto en detalles pero los objetivos son un punto de partido de la política palestina que en los últimos 15 años se centró exclusivamente en las negociaciones con Israel en lugar de crear instituciones.

Respaldado por Occidente, Fayyad dice que los palestinos no deben esperar a un acuerdo de paz definitivo con Israel sino seguir adelante con la creación de su Estado.

"Hacemos un llamamiento a toda nuestra gente a trabajar juntos sobre la base de una plena colaboración en el proceso de completar y construir las instituciones de un Estado libre, democrático y estable de Palestina", arengó.  Y añadió: "El mundo debería conocer la posición clara y unida de todos los sectores de la sociedad palestina ... que la ocupación israelí es el único obstáculo que dificulta la estabilidad, la prosperidad y el progreso de nuestro pueblo y su derecho a la libertad, la independencia y una vida digna ".

Fayyad, un tecnócrata sin una base política importante, encabeza un gabinete recién alineado con más ministros que antes de la facción Al Fatah del presidente Mahmoud Abbas, cuyos rivales islamistas de Hamás se niegan a reconocer.

En el plano político, el plan está en armonía con la posición de Abbas, que quiere establecer un estado en todos los territorios que Israel ocupó tras la guerra de 1967, con el este de Jerusalén como su capital.

El documento dice que el Gobierno se centrará en mejorar el rendimiento de los servicios de seguridad palestinos como parte de su compromiso de acabar con los terroristas tal como se estipula en el plan de paz internacional conocido como "hoja de ruta".