Categoría: Internacionales

Fuente: Haaretz    (6-07-2017)

U.S. President Donald Trump shake hands with veteran after delivering a speech in Krasinski Square in Warsaw, Poland, Thursday, July 6, 2017. (AP Photo/Petr David Josek)Los líderes judíos polacos criticaron el miércoles al presidente estadounidense, Donald Trump, por no incluir una parada en el monumento al Levantamiento del Gueto de Varsovia en el itinerario de su visita de dos días a Polonia.

La reprimenda del rabino jefe Michael Schudrich, la presidente de la comunidad judía de Varsovia, Anna Chipczynska, y el presidente de la Unión de Comunidades Judías de Polonia, Leslaw Piszewski, se plasmaron en una declaración conjunta. En ésta, los firmantes calificaron de "desaire" la falta de una visita presidencial al Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia.

Según los autores de la declaración, "desde la caída del comunismo en 1989, todos los presidentes y vicepresidentes de los Estados Unidos que visitaron Varsovia habían hecho un punto de visita" a ese sitio, representando a los estadounidenses, "que había desempeñado un papel central en derrocar al fascismo" en una "conmemoración universal de las víctimas de la Shoah, y en la condena de sus autores".

El Holocausto es una cuestión delicada en Polonia, que sufrió una brutal ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial y hace mucho tiempo que hacen campaña en contra de las sugerencias de que eran responsable de la masacre de unos 6 millones de judíos europeos.

Trump aterrizó en el país del este de Europa el miércoles antes de la reunión del G20 en Alemania en este fin de semana. Conmemoró los horrores de la Segunda Guerra Mundial en Polonia durante su discurso en el Monumento de la Revolución de Varsovia en la Plaza Krasinski, pero parecía abrazar la narrativa de la derecha polaca según la cual los polacos eran meramente víctimas de los nazis y no jugaron un papel proactivo en la matanza de judíos.

Trump se refirió a las víctimas judías de Polonia en la Segunda Guerra Mundial, diciendo que "una población judía vibrante, la más grande de Europa, se redujo a casi nada después de que los nazis asesinaron sistemáticamente a ciudadanos judíos polacos, junto con innumerables otros durante una brutal ocupación".

El monumento donde Trump habló recuerda las acciones de los combatientes de la resistencia de la población general de Polonia, que lanzó una rebelión sangrienta contra los alemanes en 1944. Sin embargo, el Monumento a los Héroes del Gueto, situado aproximadamente a una milla al este de la Plaza Krasinski, conmemora específicamente a los combatientes judíos que se levantaron contra los alemanes en un levantamiento destinado al fracaso en 1943.

Las visitas de los presidentes estadounidenses al monumento a la rebelión judía fueron gestos que para los judíos polacos "significaron reconocimiento, solidaridad y esperanza", escribieron los tres líderes judíos.

"Lamentamos profundamente que el presidente Donald Trump, aunque habló en público apenas a una milla del monumento, optó por romper con esa laudable tradición, junto con tantos otros. Confiamos en que este desaire no refleje las actitudes y sentimientos del pueblo estadounidense ", agregaron.

En contraste con su padre, Ivanka Trump, que es una moderna judía ortodoxa, hizo una visita al monumento al Levantamiento del Gueto de Varsovia.

Traducción: Dardo Esterovich