Categoría: Comunitarias

Fuente: Iton Gadol    (28-07-2014)

El Fiscal general de la Causa AMIA, Alberto Nisman fue autorizado por la Ministro de Seguridad de la Nación, a acceder a todos los archivos de inteligencia que la Policía Federal Argentina posee con motivo de la infiltración producida en el seno de la comunidad judía por el agente José Pérez, quien como se recordará se infiltró durante varios años en instituciones comunitarias judías y, según sus dichos, pasó a sus superiores información y planos que pudieron haber sido utilizados en la comisión del atentado terrorista.

Nisman -quien está avanzando en este tema durante la feria judicial, atento la trascendencia institucional que la cuestión reviste- requirió acceder a tomar sin limitaciones las declaraciones a varios agentes de inteligencia infiltrados y a acceder a los legajos secretos de estos agentes, donde se presume se cuenta con información relevante que permita avanzar en el esclarecimiento de cuestiones aún ocultas para la investigación.
 
Fue rápidamente autorizado a ello (arts. 16 y 17 de la ley de Inteligencia Nacional 25.520), para lo cual, la Ministra de Seguridad ordenó a la Policía Federal poner a su disposición toda la información clasificada y reservada que exista sobre el caso, el que cada vez se amplia más y adquiere mayores dimensiones y aristas.