Categoría: Comunitarias

Fuente: Iton Gadol   (31-05-2014)

Ante la apelación del Gobierno al fallo de la Cámara Federal que declaró inconstitucional el acuerdo firmado con Irán por el atentado a la AMIA, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, expresó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) antes del inicio del Shabat, que “esto ya había sido anunciado” y resaltó que la institución no bajará la guardia “hasta llegar a la última instancia”.
 
 El Gobierno ayer apeló el fallo de la Cámara Federal que declaró inconstitucional el Memorándum de Entendimiento firmado con Irán por la causa AMIA y el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, afirmó hoy a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que confía en que “no habrá un fallo adverso, pero existe la posibilidad, y si eso ocurre se llegará a la última instancia que es la Corte Suprema de Justicia”.

Schlosser recordó que la acción del Gobierno “ya había sido anunciada, era simplemente un trámite. La decisión de apelar el fallo estaba tomada”.
 
 “Nosotros elegimos el camino de la justicia. En su oportunidad también apelamos el fallo de (el juez de la causa Rodolfo) Canicoba Corral  y vamos a contestar el recurso, vamos a reforzar los fundamentos de nuestro planteo, en el sentido de que el Memorándum es inconstitucional  y esperaremos confiados la resolución de la Justicia”, destacó el presidente de la DAIA.
 
“Hasta que no tengamos un fallo firme y definitivo nosotros no bajamos la guardia”, subrayó.
 
Consultado acerca de su opinión sobre las palabras del ministro de Justicia, Julio Alak, que consideró “escandaloso” que en casi 20 años no haya habido justicia para las víctimas del Atentado a la AMIA, Schlosser reflexionó: “Coincido en que es necesario buscar un esclarecimiento, por eso reiteramos que sería mezquino de nuestra parte conformarnos con quitar del camino al Memorándum. Tenemos que trabajar en la búsqueda de elementos alternativos que permitan que la Justicia Argentina interrogue a aquellos que han sido señalados en el expediente, y que existen fundamentos suficientes para aclarar que ellos fueron los autores del atentado”.
 
“Nosotros tenemos una ley de juzgamiento en ausencia, la que va a decidir si se puede utilizar o no es la Corte Suprema. En materia de delito de Lesa Humanidad, la Corte Suprema ha sido lo suficientemente clara y flexible para no permitir que aquellos que cometieron estos delitos queden en libertad”, explicó Schlosser.
 
Por último, expresó: “La DAIA no baja los brazos, seguiremos buscando justicia, ese es un compromiso y para nosotros es una cuestión de Estado”.
 
El Gobierno consideró la sentencia de la Cámara Federal como "arbitraria" porque "invade la esfera de actuación del Poder Ejecutivo y del Congreso".
 
"La Cámara se ha apartado arbitrariamente y sin fundamentación de las normas que regulan un proceso de amparo", expresó el documento de apelación.
 
Además, el Gobierno señaló que "el tribunal ha cometido un exceso de competencia respecto de los planteos efectuados por los amparistas, y consiguientemente ha violentado el derecho de defensa en juicio del Poder Ejecutivo, al expedirse sobre cuestiones de la cuales no se habían agraviado los apelantes, las que tampoco fueron incluidas en el escrito de contestación de agravios presentado por el Estado Nacional".
 
El acuerdo con Irán fue pactado el 27 de enero de 2013 por el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, en la ciudad de Addis Abeba, Etiopía, junto con su entonces par iraní, Ali Akbar Salehi, e instauró la revisión de toda la documentación de la causa AMIA, tarea que estaría a cargo de una “Comisión de la Verdad” integrada por cinco juristas internacionales que elegirían ambos países. El objetivo era que las autoridades judiciales argentinas e iraníes lograran interrogar en Teherán a los acusados con pedido de captura de Interpol.
 
La presentación formal de la AMIA y la DAIA de un recurso de amparo en el que solicitaron a la Justicia que declare “inconstitucional” el Memorándum de Entendimiento fue el 4 de abril de 2013. Las instancias centrales de la comunidad judeoargentina, en su condición de querellantes en la causa AMIA, ratificaron su firme decisión de recurrir tanto a la Corte Suprema de Justicia como a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en caso de que fracase el reclamo.
 
El pronunciamiento de la Cámara Federal revirtió la decisión del juez Rodolfo Canicoba Corral, quien en primera instancia consideró "improcedente" el recurso presentado por las instituciones judías.