Categoría: Comunitarias

Fuente: Iton Gadol   (8-12-2013)

La AMIA y la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos en Argentina realizarán mañana a las 19, en el Auditorio de la AMIA en Pasteur 633, bajo el lema “Decir presente es decir ‘nunca más’”, un homenaje a las casi 2 mil víctimas de ese origen de la última dictadura militar (1976-1983), durante la cual fueron apropiados ilegalmente 22 bebés de esa colectividad. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Clara Weinstein, madre de Mauricio, un estudiante secundario, militante de la Unión de Estudiantes Secundarios detenido el 18 de abril de 1978, a los 17 años de edad, opinó sobre la importancia de vivir en democracia y que la justicia castigue a los culpables por los crímenes

"Es importantísimo vivir en democracia para todo el país y en especial para los padres de desaparecidos", destacó.

La familiar recordó que en los días previos al retorno de la democracia, allá por 1983, suponían que "habían campos donde podían estar" sus familiares. "Sabíamos que habían muertos pero pensábamos que nuestros familiares podrían estar en un campo. De hecho, sucedió que algunos familiares encontraron a sus seres queridos", recordó. "Me siento muy feliz de estar en democracia sin que nos siga la policía cuando caminamos por una plaza como ocurrió hasta el 10 de diciembre."

Clara, quien a sus 85 años es integrante de la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, describió el terror y miedo con el que vivió esos años. "Teníamos mucho temor porque además teníamos otros hijos y temíamos que también pudieran desaparecer", relató.

La madre del adolescente desaparecido está convencida de que aún "faltan muchas cosas por hacer", pero con convicción afirmó: "Con este gobierno se está haciendo mucho. Si bien nuestro temor son los tiempos de la justicia que a veces se retrasa y nosotros tenemos 85 años. Nos asusta el tiempo, estamos apurados". Asimismo, la familiar rescató que en los últimos años pudo "ir a declarar a Comodoro PY" y pudo saber que su hijo "estuvo detenido en el campo clandestino el Vesubio".

Consultada sobre si cree que los detenidos judíos fueron capturados por su religión, Clara respondió: "Sabemos por el cálculo que tenía Marshal Meyer, que de 30 mil desaparecidos, 1900 eran judíos". No obstante aclaró que "no fueron desaparecidos por ser judíos, pero sí fueron torturados de manera más cruel por su condición de tales". "Lo sabemos por los testigos que contaron que los prisioneros judíos recibían un castigo más severo", aseguró.

En este sentido explicó que "esa misma noche- por la noche del secuestro de su hijo- se llevaron a otros seis varones y dos mujeres, de los cuales terminaron asesinando a un judío y a un no judío, y liberando a una chica judía y otros secuestrados no judíos".

La ceremonia en homenaje a las casi 2 mil víctimas de origen judíos durante la última dictadura militar se realiza desde 2004 y en esta ocasión los oradores serán el cofundador del Movimiento Judío por los Derechos Humanos, Abraham Gak; el director del Centro Cultural de la Memoria “Haroldo Conti”, Eduardo Jozami; la madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Vera Vigevani de Jarach y el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky.

Respecto a la ceremonia, Clara expresó: "Hace 10 años, desde la presidencia en AMIA de Abraham Kabul, quien nos invitó a AMIA, pudimos declarar todas las cosas que no pudimos en tiempos de la dictadura, cuando no nos recibían". "Hace 11 años se hizo el acto en el que participó el ex presidente Néstor Kirchner y la entonces senadora Cristina Fernández, que tuvo lugar en el patio seco donde se recuerda a los muertos de los atentados a la Embajada de Israel, la AMIA y a los desaparecidos. Desde ese entonces cada año en diciembre hacemos el acto", recalcó.