Categoría: Comunitarias

          Declaración                 

{mosimage}
 
El atentado a la AMIA, a 15 años de su ocurrencia, continúa impune. En su conexión local, poco es lo que se ha avanzado salvo en el desenmascaramiento de una matriz de encubrimiento, confirmada en el reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia, matriz de la que el propio Estado Argentino se ha  declarado responsable ante la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, al reconocer su falta en la prevención y en la administración de justicia..
Al igual que el actual avance en el juzgamiento de los genocidas de la dictadura militar fue producto de la lucha inclaudicable durante décadas de las Madre y Abuelas de Plaza de Mayo, familiares de desaparecidos y demás organismos de derechos humanos, lo poco que se ha obtenido en la causa AMIA fue producto de la obstinada persistencia de los agrupamientos de los familiares de las víctimas del atentado, apoyados por la colectividad judía y amplios sectores democráticos de la sociedad argentina.
No podemos decir lo mismos de las sucesivas cadencias de las conducciones de la DAIA y la AMIA, que salvo honrosas excepciones, han acompañado, por acción u omisión, una investigación orientada al encubrimiento. Esto se aplica hoy a la débil postura, cuando no complaciente, de las entidades centrales ante la designación del comisario Palacios -acusado por el fiscal Nisman de participe en la trama de encubrimiento- como Jefe de la futura policía porteña.
Una vez más, CONVERGENCIA, por un Judaísmo Humanista y Pluralista,  expresa su solidaridad con los familiares de las víctimas y exige de los organismos del Estado aplicar los máximos esfuerzos y recursos para avanzar en la investigación del atentado impune de la AMIA.
MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA
Buenos Aires, 17 de Julio de 2009
 
 
                   Dardo Esterovich                                                      Héctor Covos
                  Secretario General                                                        Presidente