Categoría: Historia

Fuente: El Arca digital     (29-04-10)

Gualeguaychu, 1921: un 1° de Mayo con incidentes (y aún sin el “corte”)En ocasión del Segundo  Encuentro por la Identidad Entrerriana, en la ciudad de Paraná, el autor de esta nota dialogó  con los historiadores Jorge O. Gilbert  y Elisa D. Balsechi quienes le ofrecieron una interesante narración sobre una serie de  los sucesos ocurridos en la ciudad de Gualeguaychú un primero de mayo de 1921. Parte de estos episodios fueron plasmados en el libro “Voces del Sindicalismo Entrerriano” (Ediciones El Zorrito- Bs.As., 2008) que auspició el C.F.I. (Consejo Federal de Inversiones). Aquí se ofrece, brevemente, el texto enviado por Santiago Senén González.

Se trata de dos acontecimientos de aquel año 1921 celebrados en la provincia de  Entre Ríos: 1. la conmemoración oficial del pronunciamiento que el 1° de mayo de 1851 realizara el gobernador Justo José de Urquiza contra Juan Manuel de Rosas y 2. el Día Internacional de los Trabajadores,  que se conmemora en la Argentina desde 1890.


Obviamente, ambos “mítines” tenían autorización oficial. Uno auspiciado por la Liga Patriótica Argentina para el cual había viajado desde la Capital Federal su titular, el presidente  Manuel Carlés y el otro de los “anarquistas” de la FORA que el  año anterior – 1920- había concretado una manifestación sin incidentes con bandas de músicos que tocaron himnos obreros y exhibieron sus banderas.

Según el relato de los historiadores Gilbert y Balsechi,  en la mañana de aquel 1° de mayo un par de docenas de hombres  de la Liga Patriótica desfilaron a caballo por las calles céntricas de Gualeguaychú, reuniendo unos mil quinientos jinetes de distintas localidades cercanas, entre ellas Villaguay, Larroque y las Talitas.

Luego del desfile, en el que participó la banda del regimiento 10 de Infantería, alumnos de los colegios y boy scouts  se efectuó una comida campera donde los oradores de la entidad nacionalista con ideología antiliberal proveniente  tanto del integrismo social católico como del fascismo, utilizó un concepto o  frase,  reiterada en todas las dictaduras militares: “el peligro de los que quieren cambiar nuestra bandera por un sucio trapo rojo.”

Luego se produjo la provocación. Los “brigadistas” – tal era el nombre que se daban los miembros de la organización fundada en el Centro Naval integrada por militares--,  su vicepresidente era el general Eduardo Munilla y civiles partidarios del nacionalismo atacaron a tiros la concentración anarquista. Los muertos según consigna “Voces del Sindicalismo Entrerriano” fueron seis y los heridos sumaron más de treinta. El jefe de policía de Gualeguaychú informó al gobernador radical Celestino Marcó que tanto los “anarquistas” detenidos como los muertos y heridos,  no tenían armas. Los actos habían contado con permiso oficial.

Dr. Manuel Carlés (1875-1946)

Entre 1898 y 1912 fue dirigente nacionalista de varias circunscripciones de la Capital Federal por las que llegó a obtener una banca de diputado. Su discurso era nacionalista católico-conservador, con impregnaciones racistas y xenófobas. El presidente Hipólito Yrigoyen lo designó en 1918 interventor Salta.

El 5 de abril de 1921 asumió como Presidente de la Liga Patriótica Argentina, fundada el 19 de febrero de dicho año. En 1923, el presidente Alvear le otorga la intervención en la provincia de San Juan. Fue profesor del Colegio Militar y de la Escuela Superior de Guerra.

En relación con los conflictos obreros de Santa Cruz, viajó para conformar las filiales de la Liga Patriótica (casi exclusivamente con extranjeros) y organizar las represiones con sus “guardias blancas” y regresó  rápidamente a Buenos Aires. Posteriormente despidió los restos del coronel  Varela y dio franco apoyó Pérez Millá, confeso asesino del anarquista Kurt Wilckens (matador del coronel Varela). (N. de la R.)

*Periodista e investigador. Compilador del Archivo del Sindicalismo Argentino en la Universidad Torcuato Di Tella