Cultura

Cultura

 Fuente: Miradas al Sur   (16-02-2014)

Julio Cortázar nació en Ixelles, Bruselas; se crió en Buenos Aires y, finalmente, viajó a París para establecerse definitivamente allí: casi podríamos decir que fue un porteño típico. Su traslado a Francia se produjo en 1952. La última dictadura cívico-militar que sufrió la Argentina desde 1976 hasta 1983 transformó aquella emigración en un exilio. Si bien el resultado es el mismo –vivir en otro país, lejano al país de origen–, entre uno y otro acto hay enormes diferencias. Cuando Jehová expulsa a Adán y a Eva del paraíso terrenal (Génesis, 3:24) los condena al exilio, y la pareja recién constituida se marcha en contra de su voluntad.

Leer más...

Cultura

Fuente: Página 12   (28-01-2014)

Tenía 94 años en un país tan joven como Estados Unidos y, a través de su música folk, representó como pocos la complejidad cultural e ideológica de una nación que hoy llora su muerte y vuelve a alabar su compromiso artístico y social. En lo musical, padre artístico de Bob Dylan y Don McLean, pasión tardía de Bruce Springsteen. En lo político, perseguido por el Comité de Actividades Antiamericanas, opositor de la Guerra de Vietnam y simpatizante de las Brigadas Internacionales. Y, en lo humano, quizá la muestra más coherente de lo que el término "folk" significa: música por y para el pueblo.

Leer más...

Cultura

 Fuente: La Vanguardia, Barcelona    (20-01-2014)

Las dos últimas semanas se ha presentado en la Filmoteca de Catalunya el ciclo El cine de propaganda nazi. Seis de los largometrajes proyectados están sometidos a muy restrictivas condiciones de difusión pública por el Gobierno alemán, pues se trata de un material altamente tóxico y peligroso, que tuvo un papel esencial en el fomento del odio durante el Tercer Reich. Hannah Arendt ya adivinó que, en este régimen, “la propaganda y el terror constituyen dos caras de la misma moneda”. Coorganizaban el ciclo el Festival de Cinema Jueu y el Goethe Institut.

Leer más...

Cultura

Fuente: Clarín    (15-01-2014)

Había decidido matar a la derrota y había dejado el compromiso por escrito: “Te nombraré veces y veces./me acostaré con vos noche y día./noches y días con vos./me ensuciaré cogiendo con tu sombra./te mostraré mi rabioso corazón./te pisaré loco de furia./te mataré los pedacitos./te mataré uno con paco./otro lo mato con rodolfo./con haroldo te mato un pedacito más./te mataré con mi hijo en la mano./y con el hijo de mi hijo/muertito./voy a venir con diana y te mataré./voy a venir con jote y te mataré./te voy a matar/derrota/nunca me faltará un rostro amado para matarte otra vez.” Así había prometido, cuando terminaba la década del 70, cuando tantos rostros amados (Rodolfo Walsh, Paco Urondo, Haroldo Conti) ya estaban bajo tierra, cuando el hijo ya había sido desaparecido

Leer más...

Cultura

Fuente: Perfil   (15-12-2013)

El filósofo Mario Bunge y el periodista y escritor Carlos Gabetta compilaron en ¿Tiene porvenir el socialismo? (Eudeba) reflexiones propias y de los intelectuales Josep Fontana, Antoni Domènech y Antonio Gutiérrez Vegara, de España, y del argentino Mariano Schuster, sobre las ideas socialistas y sobre su futuro. Aquí, el prólogo escrito por ambos y un fragmento del ensayo de Bunge sobre por qué hay que preferir el socialismo al capitalismo.

El socialismo: ¿objetivo posible de la humanidad?; ¿necesidad objetiva de la evolución histórica?; ¿ensueño idealista; utopía?

Se trata de una vieja discusión, aún no resuelta. Pero la persistente crisis económica y financiera capitalista mundial, la descomposición política y social, la proliferación de focos de conflicto que hacen trastabillar a las democracias y amenazan la paz en el mundo, el agotamiento de los recursos naturales y/o su contaminación, vuelven a poner el tema del socialismo sobre el tapete.

Leer más...

Cultura

 Fuente: El País, Madrid    (30-11-2013)

Existe un relato breve de Kafka que se titula Los árboles. En él, el autor dice que somos semejantes a unos árboles en la nieve, que parecen flotar, como si no tuvieran raíces. Es pura apariencia, escribe Kafka, porque todo el mundo sabe que los árboles tienen raíces bien enterradas. Y dice a continuación: pero eso también es pura apariencia.

Hace 60 años, una noche de invierno, en el kibutz Hulda, un chico de 15 años leyó este fragmento de Kafka, y se sintió transformado: los árboles, las colinas, los aullidos de los chacales en la noche invernal, todo había dejado de ser sencillo.

Leer más...

Cultura

 Fuente: La Jornada, México     (8-11-2013)

Una vez lo escuché en vivo: en 2011 en el Rubinstein Piano Festival en Lodz –mi ciudad natal y la del maestro Artur Rubinstein (1887-1982)–. La actuación fue un homenaje a su gran mentor, promotor y amigo que era, a pesar de la diferencia de edades (55 años). Rubinstein fue un conocido de sus padres, descendientes de judíos rusos emigrados a Buenos Aires y conoció a Daniel antes de que naciera en 1942, aún en el vientre de su mamá. Cuando los Barenboim se mudaron a Israel, Daniel no se olvidó de Argentina, aunque en principio los vínculos eran forzados: varias veces tuvo que viajar para que le postergaran el servicio militar. Una vez se fue con la carta de justificación de Rubinstein.

Leer más...