Categoría: Antisemitismo

Fuente: Tiempo Argentino   (14-03-2012)

 El artículo del periodista Carlos Pagni, del diario La Nación, recolectó ayer nuevas críticas, luego de las objeciones que le había hecho la presidenta durante su discurso el lunes pasado. Los que salieron a cuestionar al columnista fueron la DAIA, representación política de la comunidad judía, y una organización de familiares y amigos de víctimas del atentado a la AMIA.

La DAIA difundió una reflexión política donde destacó que “la comunidad judía argentina observa con preocupación la utilización, por parte del periodista Carlos Pagni del diario La Nación, de la ascendencia rabínica del actual viceministro de economía de la Nación Axel Kicillof”.

“Parece sorprendente que dicha descripción utilizada para desestimar al funcionario –dice el comunicado–, se asocie a al carácter ‘dogmático’ de la tradición rabínica, cuando cualquier estudioso de la cultura judía sabe que el debate y las diferentes interpretaciones son lo más usual de la tradición hebrea.”

El párrafo de Pagni que enojó estaba incluido en una nota que reflejaba un supuesto aumento de la influencia sobre Cristina Fernández de Axel Kicillof. “Hijo de un psicoanalista, bisnieto de un legendario rabino llegado de Odessa, la genealogía de Kicillof parece ser una sucesión de dogmáticas”, escribió el columnista.

La reflexión de la DAIA sostiene que el artículo “referido al parentesco rabínico de Kicillof, aparece como mínimo equívoco o partícipe de un posible desliz discriminatorio”. “La sociedad argentina debe evaluar a sus políticos o funcionarios no por la confesión o tradición sacerdotal/rabínica de la que provienen, sino desde el rol que cumplen al servicio del desarrollo democrático de nuestro país”, finaliza.

El comunicado de la Asociación Civil 18 de Julio (18J), compuesta por familiares y amigos de quienes sufrieron en carne propia el atentado a la AMIA, es todavía más enérgico.

“Leemos con estupor el artículo periodístico de Carlos Pagni, quien ha incurrido en una clara expresión antisemita, asociable a la peor tradición del nazismo. La simple nominación de sus ascendiente rabínico expresa claramente la versión ultramontana de quienes pretenden asociar una herencia. El periodista Pagni y el diario La Nación debieran saber que dicho discurso responde a una vieja tradición antisemita ya utilizada en el pasado tanto por la Gestapo como por los Grupos de Tareas que pretendían vincular a la tradición judía con la antipatria”, asegura.